Dior en el museo

The House of Dior: Seventy Years of Haute Couture

Dos posteos atrás te presentaba  museos en línea, la app de Google. Ayer, en vuelo directo y sin moverme de mi silla, llego a The National Gallery of Victoria en Melbourne, para visitar The House of Dior: Seventy Years of Haute Couture. La exhibición que incluye más de 220 prendas de Alta Costura, bocetos (teniendo en cuanta que Christian era modelista) y fotografías de 1947 a la actualidad, fue curada por NGV para la Casa Dior con motivo de su 70° aniversario.

La sección Atelier descubre sus piezas más brillantes, entre las que se destaca su icónica Bar Jacket. Para describir su construcción, durante las primeras y últimas semanas de la muestra (abierta al público hasta el 7 de Noviembre) habrá dos miembros del taller Dior que explicarán su confección e interactuarán con el público.

Luego de una época de guerra, de uniformes, de mujeres – soldados; Dior propone hombros suaves, busto dilatado, talles finos y faldas largas como corolas. Moldeados sobre las curvas del cuerpo femenino, para estilizarlo con elegancia. The New Look,  así lo bautizó Carmel Snow, editora de Harper´s Bazaar, a ésta expresión natural y sencilla de la moda. A ese intento de Christian por vender felicidad.

Milliner Stephen Jones dando los últimos toques al fascinator que diseñó para la boda de Miranda Kerr el 27 de mayo de este año.

Dior sostenía que una mujer sin sombrero no está vestida por completo

“A partir de esta noche, caerán, quién sabe dónde, y tal vez, serán despreciados y pisoteados. Con la excepción de algunos desfiles, nunca he querido ver de nuevo mi colección, después de la primera presentación. Temo demasiado el encuentro con aquellas imágenes amadas que el contacto con la vida, el público y el comercio han transformado. Crecieron demasiado lejos de mi…”, expresó Christian Dior en su libro Christian Dior y yo. ¿Qué pensará de esta exhibición y del trabajo que lleva adelante Maria Grazia Chiuri, la primera mujer al frente de la casa luego de su fallecimiento?

 

Imágenes: SEAN FENNESSY | WWD

Deja un comentario