Eternos emprendedores – Kostüme en VIA DOS

“Nos interesa que la gente se sienta respaldada por nuestro diseño, sin estar disfrazada con ropa de diseñador

Se conocieron después de que las dos empresas para las que trabajaban, se fusionaran. De este amor de oficina, nace Kostüme. 13 años después, Camila y Emiliano, se definen como una marca de diseño para gente con personalidad que, sin ir detrás de lo conocido, es honesta a la hora de presentar sus colecciones, y eso, los diferencia.

Moldes, música, morfología y una pizca (mínima) de color son algunos de los ingredientes con los que cocina esta dupla de diseñadores nacionales (ambos egresados de la UBA), que definen sus roles de acuerdo a su personalidad. Así es como, Camila se empapa de la parte comercial por su empuje y volatilidad y Emiliano, en cambio, comunica con el mismo grado de detalle y metodología con el que diseña.

Via-dos-Kostume-Vestite-con-Estilo

Encaprichados con lo nuevo deciden alejarse de la copia textual con la intención de imaginar algo más que simple ropa y descubren, en el estudio de la antropometría y ergonomía, su elemento diferenciador. “Nos interesa que la gente se sienta respaldada por nuestro diseño, sin estar disfrazada con ropa de diseñador”, dice Camila. Y Emiliano agrega que arman una matriz comercial y dentro de ella diseñan lo que quieren. “Desde que empezamos, traemos un concepto general de marca y es que nuestras prendas funcionan en un cuerpo. Le damos prioridad a la morfología y la funcionalidad antes que a la ornamentación, que si está presente, tiene que ver más con un “chiste” o un concepto de temporada, que otra cosa”.

Curvas, diagonales, tablas paralelas y encontradas, formas rígidas y fluidas, revaloran la moldería para originar una variedad de texturas en contraste permanente, producto de lavados, desgastes, roturas, estampas serigráficas y combinación de materiales.

Después de su primer desfile en BAF (2003) se dan cuenta que la gente tenía que salir con la idea de lo que se iba a poner. “La pasarela te permite crear con libertad, pero no todos interpretan el concepto. Con los años nos fuimos puliendo, hacer ropa para todos los días no es tan sencillo. Es más fácil hacer algo que no se va a poner nadie. Por eso si la ropa tiene mucha información, molesta”, aclara Camila y agrega que las sensaciones, los inspiran. “Para tener algo de vanguardia y hacer una colección está casi todo inventado. Lo único que te queda es mezclar cosas. Nunca tomamos un solo concepto”, dice Emiliano y Camila abre el juego proponiendo variables de lo que podría ser su próximo invierno: James Bond + espía rusa + abrigada como para esquiar…

“Nosotros somos netos y funcionales, de eso no vamos a salir. Creamos a partir del outfit entero. Por ejemplo, si me propones María Antonieta trabajo la tapicería, de la banda francesa, Air, su estética en las campañas y los colores de la comida vietnamita. Las variables se suman como ítems a una lista de supermercado”, bromea Camila. Su escueta literalidad es interpretada por algunos pocos al salir del probador, los mismos que identifican como interesantes, inquietos y ricos de pensamiento. El gran dilema del diseñador está en saber cuándo pegar el gran salto.

Via 2 Kostume foto

Empezar con un capital chico, (cinco mil pesos que en su momento eran dólares) no fue un impedimento para crear. Los primeros cuatro años de la marca fueron intransigentes y arriesgados, hoy, siguen asumiendo riesgos, aún con una estructura por sostener. “Sentimos que las nuevas camadas no asumen el riesgo. Te podrá gustar o no, pero, salvo unos pocos, todo lo que diseñan tiene demasiado contenido. Diseñan en función de su público”, dice Emiliano. “¿Para qué ir detrás de otros, si los primeros años, casi que no se vende? Se libre”, salta Camila y acentúa que la constancia y la coherencia entre una colección y otra tienen que estar.

Había leído que cada español entra a Zara 17 veces, es decir, 17 oportunidades de venta. Todas son potenciales ventas, porque lo que hoy no te compraron por precio o por stock, vuelven a buscarlo en la liquidación o en la temporada siguiente. “Veo mucho simil Cora, simil Kostüme, simil Trosman…. Por eso, a mí me gusta Bandoleiro, porque mantiene su coherencia. Va con su mambo para adelante y se la banca. Él es eso, todo el tiempo” y coinciden en que Gerardo (Bandoleiro) ofrece un producto nuevo a un cliente nuevo. Podrás no entenderlo, pero está bien porque experimenta y está aprendiendo. Es un experimento total desde lo comercial, lo estético y la confección. Hay ciertas cosas que en las nuevas camadas de diseñadores no se rompen y deberían quebrarse, en especial si pretenden generar identidad de marca.

La dupla creativa, que se define como eternos emprendedores, utilizan el color sólo para acentuar zonas, detalles y recursos, ya que su paleta se reduce al blanco, negro y gris, más alguno que otro de temporada. Son una marca de diseño que vende más cuando instagramea sus gustos musicales porque, en definitiva (explícita o implícitamente), lo que habla de su marca es su producto. Dejarlo de lado, sería un terrible error. Así es como, elija la red social que elija, siempre está. Además de su tienda física en el barrio de Palermo (Gurruchaga 1585), acaban de inaugurar la suya online, probador virtual incluido.

 

Esta entrevista la realicé para el magazine online Víacom. Pueden leerla online aquí

Guardar

Un comentario en “Eternos emprendedores – Kostüme en VIA DOS

Deja un comentario